¿Puedo ser amiga de mi ex?

¿Puedo ser amiga de mi ex?

Cuando llega el final de una relación, esto no siempre marca la culminación del vínculo que  entre ambos existía, es un momento en el que se deben tomar decisiones, una de las más importantes es marcar distancia. En ocasiones, la relación de amistad continúa,  bien sea porque la relación terminó de buena forma -bajo los mejores términos- o porque hay hijos de por medio, como también hay veces que simplemente ya no es posible.

Es frecuente que en el punto de la ruptura uno de los dos -o ambos- tengan sentimientos contradictorios, de decepción o algún resentimiento lo cual hace que una amistad después de una ruptura sea poco prometedor para un lazo de amistad.

Permanecer cerca de un ex aporta seguridad (bien sea por costumbre, dependiendo de la durabilidad que haya tenido la relación). Se suele pensar que esta opción evita perder su apoyo emocional, consejos o confianza.

Según investigadores, la razón por la que las personas deciden seguir siendo amigos tras la ruptura, se asocia con el tiempo que durará la amistad y lo positivo que será para uno mismo.

En términos generales, dos de las razones por las que deseamos seguir siendo amigos de un ex están relacionadas con las necesidades emocionales que suelen ser: seguridad y deseos románticos no resueltos, o por razones prácticas y cortesía; los cuales representan los motivos no emocionales que están en última instancia vinculadas a una amistad más exitosa.

Ten en cuenta siempre que si vives una ruptura, tienes la oportunidad de mejorar el vínculo contigo misma, hasta para mejorar nuevas decisiones. Además, cuando sigues siendo amigo de tu ex, estás retrasando el inicio del duelo que es tan necesario para sanar las heridas de la decepción reciente.

Aprende #ComoSerYoUnaBuenaPareja en mi conferencia presencial en NewYork, Houston y Orlando, dirigida a hombres y mujeres. Entra AQUÍ para más información

Comentarios de Facebook

Belkis Carrillo nació en Caracas, Venezuela y desde siempre sintió mucha inclinación hacia todo lo que tenía que ver con la psique y el mundo interno de las personas, le apasionaban los libros que describían el por qué actuábamos y pensábamos de cierta manera y no de otra, en la adolescencia fue asidua lectora de los clásicos de los 80¨s “tus zonas erróneas” “el cielo es el límite” “palabras de sabiduría” “el arte de amar” y otro tantos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te podría interesar